afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Hide and seek.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 12:30 am


El mundo es terrorífico fuera de esta habitación, y si no te dejo salir es por qué te amo lo suficiente para que no vivas una decepción al ver la verdad. — Phoebe se quedo callada con la mirada dirigida a la vista de su madre. Sintió una caricia gélida procedente de está antes de verla partir de la habitación, seguida con un sonido desagradable de las cadenas que vigilaban la puerta para que no intentará salir. La morena se mantuvo en aquella cama con la órbita de sus ojos perdida, eso pasaba cuando su estomago recibía porciones de comida que no conseguían darle la fuerza necesaria si quiera para ponerse de pie. Apoyo con suavidad sus manos a los lados de su cuerpo para intentar balancearse pero lo único que logró es caer al suelo por torpeza de sus acciones. Antes ya lo había intentado más no lo había conseguido hacer, el poder deslizarse por la ventana de baño para poder ver realmente el lugar en el cual vivía. Los huesos de su espalda crujieron y una ráfaga de heroína fue lo que ayudo a que se pusiera de pie de golpe. Camino hasta la puerta que separaba el baño de su aposento y se adentró por esta clavando sus ojos en aquella ventanilla que iluminaba más que cualquier otra luz. ¿Sería el sol? Sonrió estirando sus brazos para treparse; el no haberse alimentado por días ayudo a que su cintura fácilmente encajara y se deslizará por aquel pequeño hueco llegando así al otro lado.

Su cuerpo impacto contra el suelo soltando de sus labios un quejido que quizás se hubiese escuchando pero un sonido melancólico lo cubrió. Abrió sus ojos con temor de encontrarse con las descripciones que su madre le había dado desde que era pequeña, pero en vez de ello lo primero que estuvo en su perímetro fue el cuerpo desnudo de un hombre que le miraba desde una cama. Su mirada mostraba confusión al verla allí, por otra parte, lo único que  Phoebe atentó a hacer era el cubrirse los ojos por respeto. — Lamento mucho haber irrumpido en su habitación. — Se disculpo. ¿Quién era él? ¿Por qué jamás había escuchado a otra persona al lado de su cuarto? ¿Por qué desde ese lugar no se veía la ventanilla de su cuarto? Se puso de pie con la intensión de irse, más no supo a donde por lo que se quedo estática. Se sentía una criatura pequeña capaz de ser aplastada por los ojos celestes de aquel hombre que por alguna singular razón, se le hacía muy familiar su manera de mirar. La curiosa mirada de Phoebe empezó a recorrer la habitación hasta el momento de ver el cuerpo de una mujer desnuda cubierta de un liquido sangre. Ambas manos cubrieron sus labios. "Mamá tenía razón" Fue el primer pensamiento que invadió su cabeza.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 1:05 am


Una sonrisa llena de seducción aparece en el rostro de Stephen, era algo más bien rutinario el traer alguna mujer con la salud en buen estado para que luego no dejasen el hotel. Empuja sus caderas una vez más contra el cuerpo de aquella pelirroja que seguramente se arrepentiría de haber caído ante el encanto de cualquier extraño. ¿Qué pasaba con las mujeres de hoy en día? Lo único que Stephen había necesitado para tener el control completo sobre la muchacha había sido sonreir. Una sonrisa, una mísera sonrisa la había traído a la habitación en el hotel y la había traído a su propia muerte. Un gruñido escapa de su garganta, cansandose de los gemidos escandalosos de aquella mujer. ¡Gracias a dios la habitación era a prueba de ruidos! De lo contrario su hermana ya estaría molestandolo y espantando a la chica.

La chica sonríe y lleva un cigarrillo de los del rubio a sus labios como si estuviese en su propia casa. Hasta aquí llegamos, cariño. Con aquella garra de metal que tenía como protector en su dedo logró cortarle la garganta en cuestión de segundos pues ella no logró alcanzar el encendedor para que el fuego hiciese que el cigarrillo sea de algún uso. Su lengua se pasa por aquel corte y la sangre derramada va a parar a su boca. Cierra sus ojos, echándose hacia atrás levemente esbozando una sonrisa de satisfacción cuando lo hace. —Gracias a dios, finalmente silencio— agradece ahora girando para recostarse sobre su lado de la cama. Toma el cigarrillo del cuerpo muerto que aún continuaba echando sangre y lo lleva hacia su boca luego de haberse limpiado un poco con las sábanas blancas.

Su mirada va a parar a una chica que cae de algún lugar en su pared. ¿Había otro de esos compartimientos secretos en su habitación? Claramente su hermana y el Sr. March tenían un problema con el espionaje. Sus cejas se alzan pero al ver la conducta infantil de aquella chica simplemente se sienta sobre la cama —Descuida, era una ladrona, nadie va a extrañarla— comenta como si en realidad no le importase que yaciese un cuerpo muerto a su lado. Ladea su cabeza cuando nota su temor y se pone de pie sin reparar en que probablemente debería vestirse o ponerse unos calzoncillos. —¿Quién eres? No creo haber visto algún nuevo huésped por los pasillos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 1:19 am


¿El ser ladrona significaba que podía deshacerse de ella? No creía que existiera una persona con aquel poder, y en el caso que fuese así, dudaba que recayera en sus manos. Decidió no decir nada al respecto porqué temía terminar de la misma forma. — ¿Huésped? — Sus ojos se iluminaron al imaginar que vivía en un lugar como el que pasaban por las películas. Además ello explicaría mucho el por qué su madre siempre se quejaba de la visita de extraños que la irritaban. — ¿Es este un hotel? — Cuestionó con una gran sonrisa dibujada en sus labios. — Mi madre no me deja salir de mi habitación, dice que es peligroso. — Botó de los labios, más rápidamente su rosto perdió el color por haberlo hecho. Negó con la cabeza de inmediato llevando su mano hasta el collar que colgaba de su cuello para abrazarlo entre sus dedos con suavidad. “Siempre que lleves esto contigo, sabrán quién eres y por qué nadie debe ni siquiera mirarte.” Su mirada hasta el momento se había quedado perdida más en ese instante recayó en que se había encontrado observando el cuerpo desnudo de un hombre. El color volvió a su rostro, decorándolo con un sonrosado en las mejillas. Ahora fue cuando intentando no parecer una niña, empezó a caminar por el lugar llegando al lado de aquel cuerpo que había perdido la vida. Era una mujer bastante guapa, y se encontraba sin ropa de igual manera que él. — ¿Por qué esta desnuda? — Cuestionó de manera ingenua.

Para cualquier persona posiblemente eso le parecería no solo extraño, sino también absurdo, después de todo Phoebe aparentaba el cuerpo de una mujer, y es que lo era. 21 años en tan solo un par de semanas más, pero recién hoy había conseguido salir de esa habitación por lo que él era su primer contacto con una persona que no fuera su madre o personajes de las películas. Las películas que veía normalmente no mostraban más que documentales donde era muy poco probable que se viese la interacción de un hombre con una mujer. Si sabía cosas constantemente era porque leía muchísimo y el tener una biblioteca privada en su habitación le ayudaba a ello. — ¿Cómo salgo de aquí? — Preguntó cuando finalmente se animo de hacerlo. Después de todo su plan era ver el exterior, no otra habitación y sabía que le quedaba un promedio de 4 horas antes de que su madre volviese a ver como se encontraba. Gaga era como un reloj, cada 4 horas exactas aparecía por esa puerta con un aperitivo y un libro nuevo para que leyera. Normalmente llegaba feliz, las pocas veces que llegaba enojada lo único que hacía era peinarla a la morena hasta tranquilizarse. ¿Motivo? No lo sabía. Tampoco lo preguntaba, jamás preguntaba realmente qué sucedía y por qué se ponía de mal humor. — Perdona mi mala educación. Mi nombre es Phoebe. — Sonrió al terminar de presentarse.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 2:25 am


Se queda observando a aquella mujer, fascinado con la belleza que ella poseía. ¿Como es que nunca antes la había visto por los alrededores? Quizá la hubiese matado si se hubiese topado con ella así que prefería que tal gema permaneciese donde estaba, a unos metros de distancia y con el corazón latiendo rápido debido a los nervios. Asiente con su cabeza, aún observándola como si el estar desnudo no fuese nada de otro mundo. ¿Que ella era retrasada o algo? Su mirada va a parar al collar que tenía colgando de su cuello. Sus ojos se abren y su garganta se seca repentinamente. ¿Qué...? Dio unos pasos hacia atrás y tomó sus boxers negros para colocárselos sobre su piel, cubriendo su miembro que poco a poco parecía volver a dormir. Ella era la hija de su hermana, era su sobrina, simplemente era algo imposible ya que no recordaba que ella le hubiese mencionado que era tan guapa y que, además, estaba escondida en el hotel. Él creyó que murió hace años, al parecer se equivocaba. ¿Sería ella humana?

Una vez que su cuerpo se encuentra cubierto, o al menos la parte que se suponía que una sobrina no debía ver del cuerpo de su tío, simplemente la sigue con su mirada. Si, definitivamente ella era hija de su hermana. —¿Tu madre no te explicó como llegan los bebés al mundo?— era pésimo hablando con chicas que estaban buenas pero no podía tocar por respeto a su sangre. Ahora los papeles se habían invertido ya que sabía que si la mujer frente a el se daba cuenta de lo poderosa que era, al menos mientras viviese bajo el mismo techo que su madre, no quería ni imaginarse lo que podría llegar a hacer. —¿Mi... tu madre sabe que estás aquí?— no sabía porqué pero no quería decir que él era su tio. Quizá porque se sentía jóven el pensar que ella era otra chica a la que tenía que proteger.

Levanta su mano, indicándole que esperase un momento. Se coloca una bata negra encima de su cuerpo y luego simplemente cubre el cuerpo de la mujer con la sábana que antes cubría únicamente la parte de sus piernas. Mueve dos de sus dedos cuando se endereza, indicándole a la jóven que lo siguiese y camina hasta la puerta que daba al acensor. Irían al penthouse, allí se encontraba su hermana.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 2:57 am


Niega con la cabeza ante su pregunta y mantiene sus incógnitas ocultas en sus pensamientos. De pronto aquel chico había cambio por completo su postura, empezando a parecer más nervioso de la presencia de la morena en su habitación, ello solo incentivaba en su persona curiosidad. — Mi madre me dice que solamente ella es buena y el resto no lo es, ¿crees que me diría como salen los bebés? — Alza una ceja. Su voz había utilizado un poco de sarcasmo, era muy buena al usarlo después de todo los libros le ayudaban a imaginarse en situaciones en las que se veía obligada a usarlos. Por dentro, Phoebe se encontraba saltando del finalmente poder usar una linea que no fuese parte de su vocabulario cotidiano.  Recordar la palabra bebé le hizo rememorar una de sus más grandes dudas, ¿por qué no tenía ninguna foto en la cual fuese recién nacida? ¿acaso Gaga no había gustado de tomarle fotografías? No parecía ser de la clase de mujer que no tenía dinero por lo que dudaba que esa fuese una razón, más no quería pensar erróneamente de su madre por lo que ignoraba la respuesta. Volvió a negar con la cabeza ante su segunda pregunta. — No. — Susurro alzando la vista hacía la pequeña ventana que por alguna extraña razón había desaparecido de aquel lugar. — Ni siquiera sé como volver a mi habitación. — Admite con pena. Jamás había salido, ¿acaso no se le había pasado por la mente que tardeo temprano tendría que volver? Frunció el ceño algo nerviosa.

Se mantuvo tranquila observándole, mirando cada uno de sus movimientos con paciencia. Fue entonces cuando notó sus intensiones de sacarla de la habitación que su cuerpo finalmente reaccionó. No creía equivocarse al pensar que su intensión era llevarla con su madre, porque tenía una leve sospecha de que él sabía de quién se había encontrado hablando durante todo ese momento. Las preguntas, su forma de preguntar y como reaccionó al ver ese collar. Ella sabía que quién viera el collar sabría de quién se trataba. Ella sabía que él sabía quién era Gaga. Pero ¿quién era él? Sus piernas se movieron rápidamente hasta donde él estaba, sus manos fueron a su brazo queriendo que se detuviera y de esa forma poder el evitar que salieran de aquel lugar. No quería que su madre se enojara, no quería que supiera que había conseguido escapar porque eso significaba que podría ponerla con mucha más seguridad y vigilancia. — Por fav... — No se vio capaz de seguir hablando porque lo que no esperaba es que el chico reaccionará de una manera tan rápida a sus movimientos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 3:18 am


Para él era completamente estúpido el que su hermana hubiese mantenido a aquella mujer encerrada durante tanto tiempo en una habitación oculta. No se le hacía raro que lo haya hecho ya que después de todo ella conocía aquel hotel mejor que cualquiera al haberse casado con aquel hombre de mente retorcida que lo había construido para intentar que ella se sienta más cómoda al estar rodeada de fortuna infinita y un pent house que todos envidiarían de tan solo ver las fotografías. Rodó sus ojos cuando ella utilizó aquel tono con él. ¿Ni siquiera se preguntaba qué pasaría si él era de verdad un asesino sin corazón? Tendría que decirle a su hermana, Elizabeth, que le enseñara mejor en qué momento ser valiente y en qué momento cerrar la boca y asentir si es que de verdad quería que ella estuviese sana y salva.

Comenzó a caminar hacia la puerta de su habitación y cuando estaba por alcanzar el picaporte sintió como aquella mujer tiraba de su brazo para detenerlo... O atacarlo. Sacó aquel objeto afilado y simplemente lo clavó en uno de los hombros de aquella morena, arrepintiéndose de inmediato al darse cuenta de que ella solamente quería que la escapada de su habitación se mantuviese en secreto al parecer. —Nunca vuelvas a hacer eso, ¿Entiendes?— la regaña como si fuese una niña, y es que no entendía porqué había reaccionado de aquella forma cuando sabía perfectamente que él no podría morir tan fácil al ser uno de los primeros. Su mirada ahora se enfoca en aquellas gotas de sangre que comenzaban a derramarse y deslizarse por su piel, dejando un camino marcado. Acerca su dedo índice hacia aquella zona y luego lo lleva hasta sus labios. No le molestaba probar sangre de alguien más como él, pero su sangre sabía tan bien, tan humana... Ella no era como él o su hermana, ella era humana. Ahora la tiene acorralada contra la pared, apretada para que ni siquiera pensase en escaparse de él —Tú no eres hija de Elizabeth. ¿Qué es lo que quieres y de donde sacaste esto?— toma aquel collar entre sus dedos pero no lo quita, quería que primero ella respondiese su pregunta, luego vería qué hacía con el collar y más importante, si la dejaba vivir o no.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 3:37 am


Un quejido se escapo de sus labios al sentir como había cortado de su piel por el simple hecho de intentar detenerlo. Más ello no fue lo que consiguió espantarla, sino el hecho de que hubiese probado de su sangre como si fuese lo más normal del mundo el hacerlo. Su mirada mostraba confusión, pero más que ello, mostraba temor de la clase de persona que se encontraba con ella en esa habitación. Quería gritar por auxilio, quería que su madre viniera a salvarla porque por alguna extraña razón cuando se trataba de esa mujer de cabellos blancos, se sentía protegida. — ¿Qué? — No comprendía aquella acusación que de pronto había expulsado de sus labios. ¿Acaso aquel hombre había perdido la cabeza de un segundo al siguiente? Aunque tenía sentido el que ello pasará, después de todo tenía un cuerpo sin vida en su cama. — Fue mi regalo de nacimiento. — Respondió. — Me dijo que mientras lo tuviera puesto nadie se atrevería a ni siquiera mirarme. — Repitió sus palabras. No sabía de donde se encontraba sacando la fuerza para poder hablar cuando su cuerpo entero estaba temblando. Frunció el ceño al ver como lo tomaba entre sus dedos, y empujo su cuerpo con sus manos para poder ser ella quién lo tomará. No le gusto la manera en que lo había cogido. Era su más preciado obsequio. — ¿Quién eres tu y por qué conoces a mi madre? — Preguntó. — A ella no le gustará el saber que me acabas de cortar y mucho menos que has probado mi sangre. — Era verdad. No decía nada más que la verdad. Elizabeth constantemente decía que quién se atreviera a poner una mano sobre ella terminaría sin cabeza.

"¡Phoebe!" Reconoció aquella voz, más no la tonalidad que había empleado al pronunciar su nombre. Parecía aterrada, más que eso. ¿Había un significado a aquella palabra que expresara más? Su cuerpo se congelo de la impresión, pero también se relajo porque en ese segundo supo que ya nada podría sucederle porque su madre se encontraba buscándola. Notó como no fue la única a la que aquel grito le impacto. "Phoebe, cariño... ¿dónde estás? Mamá no se enojará." No hubo respuesta, quizás porque la morena seguía preocupada del qué pensaría si supiera que había roto las normas que le había dejado. "¡Phoebe!" Abrió los labios con la intensión de gritar, sabía que igual tendría que volver tarde o temprano a esa habitación y prefería encontrarse encerrada antes de tener que seguir en ese lugar donde aquel hombre parecía tenerla intensión de matarla. — ¡Mamá! — Exclamo esperando que pudiese oírla. Esperando que la encontrará.  
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 4:14 am


Frunce el ceño al escuchar la voz la voz de su hermana, era quizá la primera vez que de verdad escuchaba que ella estaba aterrada y es que en todos sus años acompañándola, era ella quien expresaba todo el tiempo que el temor solamente te hacía un cobarde y que uno no debería demostrar el miedo si se sentía. Se queda observando la puerta por unos cuantos minutos, sobre todo porque en realidad esperaba que no entrase en la habitación donde él se encontraba acorralando a una mujer mientras que otra yacía en su cama, completamente muerta. Ellos eran así por naturaleza, pero ni siquiera eran las ocho de la noche, por lo que sabía que se tendría que comer una charla que ella daba por el simple hecho de ser mujer y de querer que se respeten los horarios.

Cuando estuvo a punto de responderle a la chica lo que anteriormente había dicho, esta grita aquella palabra a los cuatro vientos y es entonces cuando él se da cuenta de que su hermana le había mentido y su bebé no estaba muerto. O al menos no el bebé que había escondido durante años ya que no parecía tener la misma genética que Elizabeth. Comenzando con que el cabello era del tono opuesto al de su hermana. Coloca su mano sobre la boca de la morena y aprieta para que no pueda decir ni una sola palabra. Si su hermana los encontraba y veía que ella estaba cortada por él y que él tenía sangre en la comisura de sus labios y parte de su pecho, claramente terminaría aislandolo por un buen tiempo. Su hermana tenía sus medios para hacerlo, era una mujer de esas a las que se le tiene que tener miedo aún cuando está en sus mejores días. Mantiene su mano sobre la boca de la chica frente a él y cuando escucha como los pasos ya no se escuchan y no hay pista alguna de que su hermana estuviese fuera, comienza a caminar, obligando a la morena a que vaya al baño con él, sin quitar su mano de su boca. —No seas ingenua. ¿Crees que ella le haría daño a su propio hermano?— quiere sonreir con burla, desde que había escuchado como ella había dicho lo de que nadie podía tocarla quiso refregarle en la cara que no era hija de sangre de su hermana. Era una tonta niña adoptada a la cual Elizabeth por alguna razón optó no convertir. —¿No te has preguntado porqué no tiene tu acta de nacimiento? No eres mi sangre, así que no tengo que respetarte— la observa de arriba hacia abajo y cierra la puerta del baño, guardando la llave dentro de sus boxers a propósito ya que sabía que ella no se animaría a quitarla. —Oh, supongo que jamás te dijo quien era de verdad...— se cruza de brazos, girando para observarse en el enorme espejo que cubría toda la pared.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 4:31 am


Negó con la cabeza escuchándole. Sus labios se encontraban abiertos pero nada salía por parte de estos. Estaba muda, completamente muda. Solo podía imaginar todas las veces en que su madre le había dicho que la amaba, ahora asociando sus palabras con mentiras. Si no era realmente su madre, ¿quién era? ¿quienes eran sus padres? Quería mostrarse fuerte pero no podía serlo, aquel hombre en su delante le había echo abrir los ojos y disfrutaba del hacerlo. Algo había de verdad en las palabras de Elizabeth, el mundo fuera de esa habitación era horrible. Rememoro las palabras de él una y otra vez, buscando concordancia, buscando un error. Pero solo conseguían romper su corazón.

¿Qué responder en un momento como ese? Quizás en cualquier otra circunstancia le hubiese causado más temor el que él dijera que no la respetaría, pero ahora su mente se había quedo trabada en otro conjunto de palabras. Uno que delataba lo que ella siempre sospecho: no era realmente su hija. Sus ojos se llevaron de lágrimas. Para Phoebe su vida daba vueltas alrededor de su madre, no había conocido a ninguna otra persona y durante sus 20 años de vida había creído ciegamente en cada una de las cosas que le había dicho la que pensó que era su progenitora. ¿Su vida entera era una mentira? No quería llorar, no quería mostrarse débil frente aquel hombre que disfrutaba la situación. Quería irse de allí, quería escapar. Quería jamás haber tenido la intensión de abandonar esa habitación, porque allí encerrada por lo menos vivía una fantasía que le hacía sonreír. Subió ambas manos hasta el collar que tenía colgado en su cuello y lo observo por un par de segundos. Sabía que era sangre, Elizabeth se lo había entregado como prueba que siempre estarían juntas. Sin siquiera titubear, lo lanzo al suelo viendo como la sangre terminaba desparramada en esté. Alzo la mirada para ver a su acompañante y sonrió, le mostró una sonrisa rendida. De esas que brindaban cuando ya no tenían más ánimos de discutir o hablar.

No es mi madre. — Susurro. Parecía ser un fantasma el que ahora se encontraba hablando, y es que su voz sonaba bastante apagada, ocultada bajo la cama. — No sé quién es. — Agrego sin dejar de mirarle. Phoebe no era ingenua, sabía que el chico había dicho la verdad en cada una de las palabras mencionadas anteriormente, además que ya las había sospechado con anticipación. — Tampoco tienes que respetarme, solo déjame ir. — Pidió con la voz entrecortada. Él la había encerrado consigo en aquel lugar, en la cabeza de la morena ya no estaba la opción de volver a su cuarto, simplemente quería irse de allí para poder no tener que verles la cara. — No te sirvo de nada, por favor... — Insistió.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 4:53 am


La observa a través de aquel objeto que adornaba el cuarto de baño donde se encontraban. Era un baño espacioso y claramente podrían desplazarse por allí hasta en patines sin romper algo o darse contra las paredes muy pronto. Eran las ventajas de que él y su hermana hubiesen sido los primeros huéspedes del hotel, ahora tenían las mejores habitaciones y nadie podría quitárselas. Se da cuenta de que ella en realidad está demasiado triste y frunce el ceño, ahora sintiendo algo raro en su pecho que jamás había sentido ni sabía como se llamaba. Era extraño, no quería que ella se pusiera a llorar en su delante, tampoco quería dejarla ir por alguna razón. Pero es que si su hermana se llegaba a enterar de lo que él había hecho en un desacato de locura y falta de paciencia, seguramente lo que haría sería matarlo sin pensarlo dos veces.

¿A donde irás?— voltea, aún con sus brazos cruzados sobre su pecho desnudo ya que la bata que tenía sobre sus hombros estaba abierta, así que no cubría prácticamente ninguna parte de su cuerpo, únicamente su espalda y su trasero además de parte de sus piernas y sus brazos. Aquel instinto protector nace cuando se da cuenta de que de verdad había metido la pata. ¿Ahora como reaccionaría la chica cuando vea a Elizabeth a la cara? —No puedes irte, no puedes decirle nada a mi hermana, es más, tienes que hacer de cuenta que nada de esto pasó. ¿Bien?— la señala con el dedo donde tenía el artefacto filoso. Pero cuando se da cuenta de que aquello podría asustarla simplemente retira su mano y frunce el ceño nuevamente. No sabía como actuar. ¿Así se sentía el tener que cuidar a una persona? Apestaba, de verdad que si. —Y disculpa mi forma de actuar, supongo que si te estaba buscando es porque realmente te considera su hija. Tendrías que sentirte con suerte, de seguro eres uno de esos bebés que encontró a punto de morir— mentira, ninguno de los niños o bebés que su hermana tomaba se encontraban en peligro. De hecho ella los ponia en peligro sin saberlo al traerlos al endemoniado Hotel Cortéz. —Debes de tener hambre, pediré algo y dejaré que me hagas las preguntas que quieras, pero no prometo responder todas.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 5:10 am


¿A donde iría? No había pensado en aquello, lo único que deseaba en ese momento era irse, porque de esa manera parecía que todo podría verse como una mala vivencia. Bajo la mirada apenada de la torpeza de sus palabras, sus manos subieron hasta su propio rostro con la intensión de cubrirlo, incluso de limpiar las lágrimas que por miedo seguían cayendo. — ¿Eh? — Al analizar sus palabras de aquel hombre, la morena consiguió reaccionar de aquel trance en el que se había quedado perdida por un par de segundos al imaginarse como sería el tener que afrontar un mundo completamente sola. Iba a decir algo pero al ver como le señalaba con el mismo artefacto con el cual le hizo daño solo atentó a retroceder, más al no saber que se encontraba a sus espaldas termino tropezándose y cayendo al suyo. Las lágrimas volvieron a caer por sus mejillas. Quería responder tantas cosas, quería defenderse pero tenía miedo de hacerlo porque sentía que no tenía ni una sola ventaja de no salir lastimada. Él se estaba contradiciendo con cada palabra que ahora decía, Phoebe podía ser ingenua pero no era tonta, sabía que lo que decía estaba diciéndolo porque no quería que ella siguiera actuando de esa forma. Patética, patética Phoebe. Respiró profundamente antes de disponerse a hablar. — No diré nada así que no tienes que pretender ni mentirme. — Susurro con la voz entrecortada. ¿Para qué intentaba hacer que ella creyera que realmente su madre se preocupaba por ella? ¿Qué clase de madre la ocultaría y ocultaría su existencia de la vida de su propio hermano?

Negó con la cabeza manteniéndose en el suelo, apegando sus piernas a su pecho para abrazarlas y ocultar su rostro. — No tengo hambre. — Susurro. — Puedes dejarme aquí si quieres, estoy acostumbrada a estar encerrada. — Era verdad, Phoebe nunca había visto la luz del día, jamás había visto realmente una película que haya elegido, ni siquiera comía diferentes platos de comida conforme los días pasaban, siempre era exactamente lo mismo. Pasar de estar encerrada en un cuarto a estar en otro, no hacía mucha diferencia. Tenía muchas dudas en su cabeza, pero no quería la respuesta de ninguna por el momento. ¿Cómo quererlas? Acababa de decir que su madre siempre estaba adoptando niños, niños que estaban a punto de morir. ¿Acaso ella estaría a punto de morir? ¿Acaso a todos los trataba de la misma forma? No dijo nada más, abrazo sus piernas con fuerza y cerró los ojos.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Vie Dic 04, 2015 5:25 am


Sabía que estaba hablando con alguien con quien jamás había hablado y que probablemente sea la primer persona con la que la morena hablaba. Era algo extraño, estar consciente de ello y aún así haber intentado matarla al pensar que quería hacerle daño. Pero ahora la veía, luego de haber tropezado con una pequeña escultura color metal de forma extraña que su hermana le había conseguido a un muy buen precio con un artista que tuvo la mala suerte de casarse con ella y perder toda su fortuna en el proceso. —¿Estás bien?— no es como si de verdad le preocupase si se había lastimado o no, pero sabía que en los humanos era más probable el tener moretones, cortes y cosas así con simples caídas. No quería tener que salir corriendo con ella de apuros porque se había agarrado una infección y él no lo sabía.  —Cariño, yo nunca miento... Si te tuvo encerrada y aún sigues intacta, entonces claramente te tiene cariño. ¿Qué no la escuchaste gritar en el corredor? Mi hermana no es muy demostrativa, y a eso te lo puede decir cualquiera— no, no quería que ella se sintiera segura ahora que él le había dicho que pocas veces su hermana se comportaba de esa manera. Tampoco quería que creyese que él no iba a hacerle daño aunque lo más probable sea que si, tenga que mantenerla inmaculada y sin algún rasguño.

Alza una de sus cejas al observarla con curiosidad. Casi olvidaba lo que significaba ser humano, el sentir todas esas cosas que gracias a dios, él podía evitar. —Como quieras— susurra rodando sus ojos y toma la llave de la puerta, la coloca en esta y luego sale de aquel baño encaminándose hacia la sala que estaba antes de llegar hasta la habitación, donde ahora recordaba que estaba aquella mujer muerta. Presiona un botón y escucha la voz de Ethel del otro lado, quien llevaría la comida que él ordenase. Había pedido que trajesen de todo un poco para que la chica pueda comer lo que se le antojase. Y entonces él simplemente va hacia donde tenía aquella botella con sangre que había recolectado de la ante última chica que había estado allí y se sirve un poco en un vaso, suspirando.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Invitado el Dom Dic 06, 2015 6:37 pm


No había movido ni un solo músculo desde el instante en el cual aquel hombre había abandonado la habitación en la que ella se encontraba tendida en el suelo. Su mente por lo contrario, había estado evaluando toda posibilidad que existiera para poder escapar sin que pudiesen impedírselo, más ninguna concordancia era lo suficientemente inspiradora a hacerlo realmente. Rememoró una y otra vez las palabras de él, sacando más de una conclusión, temiendo a cada una de estás. Bastaron tan solo unos minutos para que su cabeza empezará a doler, por lo que optó parar. Se levantó del suelo con ayuda de sus manos y un impulso, así colocándose de pie y observando su rostro en aquel espejo grande que se encontraba en su delante; la morena seguía con aquel aura triste y melancólico, pero sus ojos habían dejado ese color rojizo a tener una mirada sin brillo. Ya no se encontraba asustada, pero tampoco podía describir exactamente lo que se encontraba sintiendo en ese preciso momento. Eran muchas emocionas pero que al mismo tiempo no se asemejaban a ni una sola.

Salió del cuarto de baño luego de darse el valor de hacerlo. — Jamás me dijiste tu nombre. — Susurro con temor, no mostraba prepotencia ni ningún sentimiento fuerte, después de todo su voz temblaba con cada palabra que salía de sus labios. Ella había recordado que él había prometido responder algunas de sus preguntas, por lo que no podía esperar por empezar a emplearlas. ¿Para que seguir torturándose la cabeza por respuestas si es que él podría ayudarle con si quiera alguna de estás? — ¿Por qué probaste de mi sangre? — ¿Por qué ahora estaba bebiendo de una copa donde al parecer había sangre en está? Obvio esa pregunta esperando que la respuesta a la ya planteada le ayudará a resolver la segunda. Avanzo un par de pasos observando el lugar, deslizando las yemas de sus dedos por las paredes con suma suavidad, como si quisiera recordar aquel tacto por el resto de su vida. Era una niña después de todo, una niña que por primera vez estaba experimentando lo que era el mundo. — ¿Quién es realmente mi ma... Elizabeth? — Le miró directamente a los ojos. ¿Qué era ella? ¿Por qué había dicho que normalmente tomaba niños que estaban a punto de morir? Quería respuestas claras a sus preguntas aunque temía estás. Dejo un suspiró abandonar sus labios luego de unos segundos y dejo caer su cuerpo en una silla. — ¿Me ayudarías a encontrar a mis verdaderos padres? — Finalmente cuestionó. Habían noches donde soñaba con dos personas, un hombre y una mujer, más solo les veía sonreírles y nada más. ¿Serían ellos sus padres? ¿Qué les habría pasado? Él no le debía nada, esa era la verdad, pero realmente esperaba que pudiese ayudarle a escapar. Ayudarle a ser libre.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hide and seek.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.